UN DEDO AZUL PARA FRENAR EL CAMBIO CLIMÁTICO

con 1 comentario
Al poco de salír del campamento.

En el día de ayer, a primera hora de la mañana, nos dispusimos a preparar todos los materiales necesarios (mascarilla, traje…) y tras tener las reuniones de los “fingers” y varias horas de espera para asegurar que todo estaba listo salimos con muchos ánimos camino a bloquear la mina de Garzweiler y para evitar el normal funcionamiento de las centrales adyacentes como la de Neurath. Para esto tal y como aconteció en los días anteriores nos dividimos en distintos “fingers” temáticos. Nosotrxs fuimos en el “blue finger”, que es el internacional, y del que formábamos parte más de 600 activistas de diversas partes y de colectivos diferentes, que tenemos un mismo objetivo: frenar el Cambio Climático.

El “finger azul” en marcha.

Mientras otros “fingers” como el “pink-black” se dirigieron a cortar las vías de suministro de carbón a las centrales, cosa que consiguieron durante varias horas hasta que fueron desalojadxs, nosotrxs partimos con el firme objetivo de bloquear la mina de Garzweiler desde la parte este de esta, avanzando mientras gritábamos consignas como: “We are unstoppable, another world is possible!” o la ya mítica “We are nature defending itself!” y con muchas fuerzas superamos varias líneas de la policía. Incluso llegando a dividirnos en dos grupos unxs 60 consiguieron llegar a una vía del tren y cortarla. La mayor parte de lxs que formábamos parte del “finger azul” seguimos juntxs hasta que la policía antidisturbios consiguió rodearnos cuando ya estábamos cerca de la mina, lo que frustró la posibilidad de bloquearla en el día de ayer. Esto no consiguió mermar nuestros ánimos pues seguimos coreando lemas y cantando canciones tan míticas como “Bella Ciao”. Además la policía centró muchas fuerzas en nosotros al ser un grupo grande lo que hizo que otros “fingers” pudiesen cortar las vías de suministro de carbón.

¡Cambio de sistema no cambio climático!

Tras fallar las negociaciones con la policía para poder buscar una salida que nos permitiera seguir con la protesta, finalmente a última hora de la tarde comenzaron a llevarnos a los autobuses para proceder a nuestro traslado a la comisaría de Mönchengladbach. Este traslado no estuvo falto de episodios de violencia por parte de la policía e incluso se les llegó a impedir que algunxs activistas llevaran su mochila. Ya a última hora de la tarde lxs hasta 500 activistas que fuimos trasladadxs hasta la comisaría, fuimos liberadxs sin percances de gravedad y pudimos volver a los campamentos gracias a voluntarixs de la localidad y la organización del colectivo Ende Gelände que nos trasladaron en coches y autobuses. Lxs últimxs 100 activistas que se encontraban en el campo donde nos habían retenido en un primer momento finalmente consiguieron poder volver por su propio pie al campamento tras negociar con la policía.

Con mucho ánimo, a pesar de todo los atrancos que sufrimos ayer, nos retiramos a descansar y dormir con la firme idea de estar preparadxs y gritando bien alto “System change not climate change! Ende Gelände!

 

Más información:

https://www.ende-gelaende.org/es/

http://www.klimacamp-im-rheinland.de/en/(solo en inglés)

http://www.disobedience.live/en/home/(en inglés)

https://www.climateactionmap.com/views/map(en inglés)

Te interesa:

ENDE GELÄNDE: ATERRIZANDO EN RENANIA

ENDE GELÄNDE 2017: PONER FIN AL CARBÓN A LAS ORILLAS DEL RIN

KLIMACAMP Y EL ANUNCIADO FINAL DE IMMERATH

ENDE GELÄNDE: PREPARÁNDONOS PARA FRENAR LA MINA

PONERLE FRENO A LA CENTRAL DE NEURATH

Un comentario

  1. […] UN DEDO AZUL PARA FRENAR EL CAMBIO CLIMÁTICO […]